Relación Padres Hijos Adolescentes

Una correcta relación entre padres e hijos adolescentes tiene mucho que ver con el respeto mutuo, comprensión, confianza y preocupación, especialmente por parte de los padres hacia los hijos.

Formar o construir una buena relación con los hijos adolescentes es posible si es que se empieza a disfrutar de algún tiempo juntos, cumpliendo ciertas promesas, ciertas bromas y premiando o valorando sus esfuerzos y destrezas.

Mantener una buena relación entre padres e hijos es muy importante para la formación especialmente de los hijos, ya que los que no tienen una relación adecuada con sus padres tienen mayor riesgo de cometer ciertos errores en el transcurso de su vida.

Todo padre de hijos adolescentes tiene una importante satisfacción y por supuesto que un gran desafío. Conforme los hijos van creciendo, logran conseguir una importante independencia. Esto algo normal y lógico del crecimiento. Pero como más crecen, la independencia va en aumento, pero ello no quiere decir que la relación cambie, todo padre tiene que mantener la relación muy íntima como cuando los hijos eran pequeños. Aunque los hijos ya estén jóvenes, siempre necesitan cariño, afecta, que se los oriente y que se pase tiempo con ellos.

como-educar-un-adolescente

Como mejorar la relación de padres e hijos

Evita tomar todos los actos como algo personal: muchos padres piensan que todo lo que realice sus hijos es simplemente por una actitud rebelde y simplemente porque desean desobedecer y molestar. Todo joven no tiene esa finalidad, pero se encentran en una etapa en la que siempre intentaran ser diferentes en cuanto a la posición de sus padres, lo que hacen que desafíen la autoridad. Todo padre tiene que tratar de ver dichas reacciones o actos bajo un clima calmado, sin tomarlo como algo personal.

Muchas veces no es importante tanto lo que se dice, sino cómo se dice: todo padre tiene que comprender que los hijos adolescentes ya dejan de ser niños y no se les tiene que educar dándoles solamente órdenes. Claro que tampoco es una persona adulta, pero es importante que con mucha calma y cautela se vaya gestionando los asuntos como si lo fuera, así tu hijo tendrá bien claro que ya no se lo ve como un niño y esto es vital para que madure mejor. La palabra “no” es importante cambiarlo por otras opciones como: “preferiría” o “estaría genial”.

No es suficiente convertirse en su mejor amigo o amiga para dar solución a sus diferentes problemas. Todo hijo necesita normas y disciplinas, lo que un amigo no puede imponerlo. Tienes que intentar ser amigo en ciertos momentos y un padre en los momentos claves.

Finalmente, la buena comunicación es fundamental. Saber escuchar es vital para que tu hijo sienta empatía por sus padres. Una buena comunicación libre de gritos es lo que mantiene fija una relación entre padres e hijos.

relacion-de-padres-e-hijos

Deja un Comentario