Como se Define una Relación con los Hijos

Los padres son los que siempre tienen que tratar de estar en los momentos indispensables en la vida de sus hijos para que estos puedan ver de cerca y ser conscientes del crecimiento físico como mental.  

Para que la relación con los hijos fluya de la mejor forma, se tiene que transmitir un aprendizaje bastante extenso. En la etapa de la adolescencia los hijos se identifican con los padres, por lo que siempre se necesita del apoyo de una imagen masculina que pueda ayudar a formar su personalidad.

Por otro lado, valorar a los hijos siempre tienen un importante impacto, principalmente en cómo implica su forma de amar y de tener place, lo que determinará, de forma especial, las diversas relaciones que mantendrá en un futuro con hombres como con mujeres. En definitiva, la figura del padre tiene que ayudar a los hijos a tener mejor conocimiento y conciencia del mundo que lo rodea por lo que si se ausenta puede originar sin duda alguna una carencia y desequilibrio para los hijos.

buena-relacion-con-los-hijos-1

Claves para llevar una buena relación con los hijos

La cercanía de padres e hijos a lo largo de la vida tiene mucho que ver como sea su relación en la infancia de los hijos, desde el inicio. Entonces, se recomiendo que se empiece por tener una relación más cercana con los hijos desde cuando son bebes.

Una buena relación entre padres e hijos no surge como algo mágico, lleva un poco de tiempo, paciencia y no es nada fácil. El afecta se tiene que ganar poco a poco.

Da prioridad al tiempo con tus hijos. Ten presente que para una buena relación entre padres e hijos es importante tiempo y dedicación. El buen tiempo dedicado hacia los hijos no es un mito, porque no hay algo mágico para mantener una buena relación con los hijos de la noche a la mañana.

Es momento de empezar a incentivar la confianza. La confianza empieza desde la infancia, cuando el bebé aprende si puede tomar algo cuando sea necesario.

Piensa en tus hijos como una planta que crece y se fortalece. A medida que se va desarrollando vas analizando si es mejor regar, sin necesita abono o más agua. Los hijos también necesitan ser guiados y darle apoyo absoluto.

Evita tomar las discusiones de forma personal. Pueda que los hijos en algún momento digan: “no me entiendes mamá” o “te odio papá”, no lo tomes de forma personal. Lo más seguro es que después de unas horas analices las cosas mejor y vengan a pedirte perdón. Recuerda que los hijos cuando son pequeños no pueden controlar con facilidad sus emociones, por lo que tienes que tratar de tu calmarte, respirar varias veces, analiza el tono de tu voz, y trata de estar lo más calmado.

relacion-padres-e-hijos

Deja un Comentario